Skip to main content

Neutrófilos

Matthias Eberl, Universidad de Cardiff, Reino Unido
Martin Davey, Universidad de Birmingham, Reino Unido
Traducción: Eduardo Arranz, Universidad de Valladolid e Instituto de Biología y Genética Molecular, Valladolid, España
Revisión: Jesús Gil, Instituto de Biología Molecular, Mainz, Alemania

Los neutrófilos granulocitos o neutrófilos polimorfonucleares (PMNs) son las células blancas sanguíneas más abundantes en humanos y en ratón. Se caracterizan por la forma multilobulada de su núcleo (Figura 1, izquierda) que los distingue de otras células blancas sanguíneas de origen linfoide o mieloide, como los linfocitos y monocitos.

Figura 1. Izquierda. Neutrófilos humanos con tinción de Giemsa vistos al microscopio; tanto recién aislados (arriba) como cultivados con citocinas (abajo). Derecha: Neutrófilos humanos que contienen micobacterias fagocitadas analizados con microscopía de fluorescencia.

 

Son las primeras células blancas sanguíneas que acuden a los puntos de inflamación aguda en respuesta a señales quimiotácticas como la CXCL8 (interleucina-8, IL-8), producida por células tisulares estresadas y células del sistema inmunitario residentes en los tejidos como los macrófagos. Los neutrófilos, por tanto, constituyen una gran proporción del infiltrado celular temprano en los tejidos inflamados y son el mayor componente del pus.

Depuración microbiana

Los neutrófilos constituyen la primera línea de defensa en respuesta a microbios invasores, mediante la fagocitosis de patógenos y/o la liberación de factores antimicrobianos contenidos en gránulos especializados. La fagocitosis es un proceso activo, mediado por receptor, por el cual un patógeno es interiorizado dentro de una vacuola especializada, el fagosoma (Figura 1, derecha).

La interacción con el patógeno puede ser directa, mediante el reconocimiento de patrones moleculares asociados a patógenos (PAMPs, por sus siglas en inglés) por receptores que reconocen patrones (RRP, por sus siglas en inglés) expresados en los neutrófilos, o indirecta, a través del reconocimiento de microbios opsonizados por receptores Fc o receptores de complemento. El fagosoma experimenta un proceso de rápida maduración que implica la fusión con gránulos del neutrófilo, la administración dirigida de moléculas antimicrobianas y la generación de especies reactivas de oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés).

La degranulación de gránulos específicos en la superficie del neutrófilo y la extrusión de ácidos nucleicos para formar trampas extracelulares de neutrófilos (NETs, por sus siglas en inglés) crean un medio antimicrobiano en el sitio de la inflamación que contribuye a la muerte de los patógenos extracelulares.

Neutrófilos en la interfase entre la inmunidad innata y adaptativa

Los neutrófilos han sido considerados históricamente como células efectoras de vida corta del sistema inmunitario innato, dado que sufren apoptosis espontánea in vitro a menos que sean rescatados por señales de supervivencia como citocinas inflamatorias o componentes microbianos (Figura 1, izquierda). Sin embargo, este punto de vista raramente tiene en cuenta la idea de que los neutrófilos hacen contribuciones importantes al reclutamiento, activación y programación de otras células del sistema inmunitario. Estudios recientes demuestran que los mismos neutrófilos secretan una serie de citocinas proinflamatorias e inmunomoduladoras y quimiocinas, capaces de estimular el reclutamiento y las funciones efectoras de otras células. Los neutrófilos pueden interactuar con una gran variedad de células inmunitarias y no-inmunitarias, como células dendríticas (DCs), células B, células NK, células T CD4, CD8 y células T γδ, así como con células madre mesenquimales, y pueden encontrarse en los nódulos linfoides de drenaje y el bazo.

 

La versión en español ha sido coordinada por Jesús Gil-Pulido, responsable de redes sociales de la Sociedad Española de Inmunología, y ha sido posible gracias a miembros de la Sociedad Española de Inmunología (https://www.inmunologia.org/index.php)  

© The copyright for this work resides with the BSI